¿Merece la pena la publicidad provocativa?

Con su última campaña, lanzada este miércoles, la empresa italiana de ropa Benetton, ha vuelto a conseguir una notoriedad instantánea, pero también ha recibido críticas.

En cuestión de horas, las imágenes de líderes mundiales besándose apasionadamente han aparecido en las principales webs de noticias y han circulado masivamente en las redes sociales.

También provocaron la condena del Vaticano, que calificó el fotomontaje del beso del papa Benedicto XVI y un imán egipcio como “una grave falta de respeto hacia el papa” y “una ofensa a los sentimientos de los fieles”. Además, la Iglesia Católica amenazó con emprender acciones legales.

Minutos después, Benetton pedía disculpas y anunciaba que retiraría de inmediato la imagen del papa, aunque mantendrá el resto de la campaña.

Otros líderes mundiales no han reaccionado aún. En las imágenes, bajo el mensaje “Unhate” (“Contra el odio”), se besan el presidente de EE.UU., Barack Obama, y el de Venezuela, Hugo Chávez y el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y el líder palestino, Mahmud Abbas, entre otros.

Benetton es considerado por muchos expertos como la empresa pionera de la publicidad provocativa.

Desde los años ochenta, ha usado imágenes de impacto en sus campañas, que trataban sobre temas controvertidos, como el rechazo social a los pacientes del sida o los derechos humanos.

Los expertos la denominan “shock advertising” (publicidad shock o provocativa) y desde entonces se ha convertido en una práctica cada vez más usada por los publicistas, que han reconocido en ella una manera eficaz de ganar la competición por la atención hacia sus productos.

“Es una vuelta de Benetton a sus orígenes”, cree Darren Dahl, profesor en la escuela de negocios Sauder, en Vancouver.

Beso del Papa y el imán de El Cairo.

“La marca ha sufrido un lento declive y claramente intentan volver a llamar la atención”.

Riesgo calculado

A pesar del aparente atrevimiento, Benetton ha sido cuidadosa a la hora de escoger qué líderes mundiales se besaban.

A pesar del atrevimiento de la campaña de Benetton, la empresa parece haber sido relativamente cuidadosa a la hora de seleccionar qué líderes mundiales se besaban.

Los directivos han reconocido que habían considerado usar imágenes de los líderes de Pakistán e India, dos países enemistados desde hace décadas, pero la empresa optó por no hacerlo para no herir las sensibilidades culturales y por el posible efecto contraproducente.

Benetton tiene 415 establecimientos en India, y sus planes de expansión para 2011 contemplaban la apertura de 70.

Kristina Frankenberger, profesora de marketing en la Universidad del Oeste de Oregón, observa que el público que puede escandalizarse por las imágenes de Benetton no es el que consume sus productos.

“Hay gente que formará un alboroto en los medios por ello pero no son su público objetivo, adolescentes y jóvenes adultos”, opina.

En todo caso, ella se pregunta si esta nueva campaña conseguirá atraerles.

“Benetton no se ha anunciado a lo grande desde aproximadamente el año 2000, y es posible que esa potencial audiencia nunca haya visto un anuncio de la marca. Pero los jóvenes de hoy son muy distintos a los de finales de los noventa”, señala.

“Están acostumbrados a anuncios que promueven valores sociales. Y hay marcas que en ese aspecto van por delante de Benetton, como por ejemplo los zapatos Tom´s, que cada vez que un cliente compra un par de sus zapatos, se compromete a donar otro par a niños pobres”.

Fuente: BBC mundo

This entry was posted in Noticias. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s