Qué es el mal aliento y cómo combatirlo. Remedios Caseros

¿Cómo puedes saber si tienes olor en la boca?
Cubre tu boca con un pañuelo y sopla. Si se percibes algún olor desagradable, hay que buscar una solución.

La halitosis es un problema que se intensifica con el estrés, los trastornos de los senos paranasales, las llagas bucales, caries, infecciones de encías y por el tabaco. Incluso puede ser resultado del exceso de sequedad en la boca. Se ha dicho también que el mal aliento puede producirse por los gases absorbidos del intestino y liberados a través de los pulmones; esta teoría la contradicen varios especialistas quienes sólo la atribuyen a problemas en la boca.

Sea cual sea la causa, nosotros queremos siempre tener un aliento fresco y que cada vez que hablemos, cual comercial de televisión, salgan de nuestra boca … rosas y jazmines.

Hay varios tipos de halitosis:

• Idiopática: No se conoce la causa por la cual se produce dicha sintomatología.

Según el tiempo:
a. Exentual: El paciente está exento de halitosis.
b. Intermitente: Se caracteriza por intervalos alternados de presencia y ausencia de halitosis.
c. Continua: No existe interrupción en la existencia de halitosis en el paciente.

• Según el olor emitido:
a. Específico: El aroma emitido pertenece a un tipo de olor específico, por ejemplo: Alcohol, orina, acetona, etc.
b. Inespecífico: No puede determinarse que el aroma emitido por el paciente pertenezca a un tipo particular de olor, por ejemplo: Materiales orgánicos en descomposición.

REMEDIOS CASEROS:

1. Utiliza una pasta de dientes con clorofila.

2. Toma una copita de clorofila líquida diluída en agua durante la mañana.

3. Si la halitosis es causada por las encías inflamadas, haz una cita con tu dentista y soluciona el problema

4. Al cepillar tus dientes, no descuides tu lengua, pues de la misma forma acumula residuos de comida.

5. Cuidado con lo que comes, elimina comidas condimentadas.

6. Reemplaza el cepillo cada mes y utiliza hilo dental después del cepillado.

7. Un remedio casero consiste en masticar un trozo de limón después de las comidas.

8. Después de lavarte los dientes, enjuágate la boca con agua templada y una pizca de bicarbonato.

This entry was posted in Salud. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s